Implantes dentales

La pérdida de piezas dentales provoca disfunciones en los dientes y es causa de graves problemas bucodentales. Cuando el deterioro de las piezas dentales es grave la mejor alternativa es la colocación de implantes que ayuden al paciente a recobrar su salud, su estética y la funcionalidad.

Qué es un implante

Los implantes dentales son la técnica más avanzada en la actualidad para reponer los dientes perdidos o seriamente dañados y también una solución segura, efectiva y con un alto indice de éxito para muchos de los problemas ocasionados por la pérdida de dientes.

Un implante (o fijación ) consiste en una pequeña pieza alargada con forma de tornillo (también puede ser cilíndrica) de un material biocompatible especial (generalmente, titanio), que, instalado en los huesos maxilares, se «fusiona» con éstos al cabo de unas cuantas semanas (lo que se conoce como oseointegración). Los implantes se comportan, de este modo, como raíces de dientes ausentes que permiten brindar anclaje a prótesis sustitutivas del diente o de los dientes perdidos. Esta prótesis puede ser fija o removible.

Antes de este tipo de intervenciones, en la Clínica dental de la Dra. Elena Martínez Rodríguez elaboramos un estudio previo del paciente para valorar la complejidad y garantizar el éxito de la intervención quirúrgica, tanto a nivel de los dientes, como de la boca y los maxilares.

Ventajas de este tratamiento

  1. Es la opción más conservadora sobre los dientes puesto que no hay que deteriorar zonas adyacentes.
  2. Mejoran la función y actúan como los dientes naturales perdidos.
  3. Mejoran el confort y el habla.
  4. El paciente recupera la estética de su sonrisa.
  5. Disminuye la pérdida de hueso tras la pérdida de los dientes naturales.
 
AddThis Social Bookmark Button